6.11.19

Por qué un blog?


He llegado a casa después de hacer varias diligencias, llegue con un poco de dolor de cabeza porque el clima esta terrible (un sol asesino), esta es la parte que nunca me ha gustado de vivir en una ciudad como Guayaquil. En este momento el sonido de la lavadora me indica que ha terminado su trabajo, y es que con sol, ¿cuál  sería  tu mejor plan? Lavar sin duda. 
Cuando decidí abrir este blog, lo hice porque había descubierto recién la magia de blogger, después de salir corriendo de otra plataforma llamada hi5, ¿ la recuerdan? Era lo mas cercano a Facebook, pero con la llegada de este, se perdió en las turbulentas y profundas aguas del internet. 
En el 2009 cree Petite Caotica como marca de bisutería artesanal, para después meter las manos a la masa con la arcilla polimerica, desde ahí mi marca se convirtió en un alias que hasta hoy me acompaña, aunque a veces he querido cambiarme el nombre ante lo negativo del caos, pero regreso y recuerdo porque me bauticé así. La finalidad de escribir semana a semana, fue sin duda hacer conocer mi trabajo más allá de mi país. Ya metida en la corriente handmade que se había estrenado hace poco, trate de que extraños, pudieran darle una mirada mas profunda a la persona que existía detrás de barras de colores.
Fue una época maravillosas, intercambiando conocimientos, aprendiendo y haciendo amigos, unos desaparecieron y otros se mantuvieron firmes a pesar de los cambios que se venían con la corriente de Facebook la cual fue creada muchos años antes, una plataforma útil pero a la que todos le entregaríamos nuestra alma.
Como en cajas cuando hay mudanza, muchos pasamos nuestras posesiones intangibles hasta la red social, como arañitas tejimos nuestra vida paralela de autónomos / emprendedores, hicimos mas amigos y ahora si teníamos a nuestra tía, abuelita y hermana viendo las publicaciones de nuestras creaciones.
Atrás quedaba nuestra casa grande, nuestro espacio más íntimo, uno que monetizaba con clicks y con anuncios, donde también existía un espacio para seguidores y comentarios, ¨los comentarios alimentan mi blog¨ decía una graciosa ilustración que muchos compartimos y dimos un espacio.
No imaginábamos ni remotamente que más traería la marea, solo nos manteníamos respirando.
¿Te gusta que te sigan? Pues si; ¿te gusta que te comenten? Pues sí; ¿Te gusta tomar fotos? Me encanta!.
Y así descubrí Twitter, hasta aquí era como si el banco me hubiese otorgado varias tarjetas de crédito pero sin garante ni mayores exigencias. Por ahí  me guiñaba el ojo Flickr para crear un álbum perpetuo de fotos que hasta hoy puedo visitar ,pero que cuando le dices a tu sobrino que existe, el no sabe de que estas hablando. Y así pasaba la vida hasta que...llegó Instagram.
Instagram es una red social a la que dedicare un post entero, porque  cómo  puedes hablar de los jinetes del Apocalipsis sin darles un espacio total y único xD.
¿Por qué  un blog? Hace casi once años, porque era útil para mi trabajo y para mi vida personal. ¿Por qué  sigo escribiendo en un blog? Porque me da la gana y me gusta hacerle compañía a quienes aterricen por aquí.
Gracias por leer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario