21.6.19

Aventuras caóticas


Hace mil quinientos años que no escribo en mi blog (exagero como siempre jaja) pero no es malo porque tengo mucho que contarte desde la última vez que estuve aquí, qué ha sucedido? Pues mucho y poquito.
He tomado un curso en domestika, aún tengo pendiente hacer el videoclip de mi trabajo final; debo confesar que grabar me estresa, si tomar fotos dispara mi faceta más temática imagina un vídeo, afortunadamente no tiene que ser una obra maestra, solo dejar constancia de que lo culmine y no de que lo deje a un lado como la inscripción al gimnasio el año pasado. Me gustaría tomar otro curso, pero antes debo subir ese vídeo y ya!
También estoy trabajando tres días a la semana, en algo que nada tiene que ver con lápices de colores o arcilla, me ayuda a pagar mis excentricidades creativas, y agradezco eso.
Otra de las cosas que hago ahora es dibujar más, estoy tratando de llenar todas las libretas que he comprado, me he prometido no comprar otra hasta que todas estén llenas, y aquí me detengo para comentarte algo...es muy fácil  sentirse algo frustrado cuando las cosas toman más tiempo del que quisiéramos, actualmente vivimos acelerados, como en una eterna carrera contra otros y contra nosotros mismos, dudo de la gente que me dice que nunca se fija en los números de seguidores, sobre todo si sus redes sociales están enfocadas en su trabajo y no en los platillos que se sirven o en los viajes que hacen.
Por otro lado, hace una semana si la memoria no me traiciona, visite a mi amiga  Margarita, hicimos un pequeño video en directo, me reí mucho después de la locura que hicimos, pero las locuras mueven fuerte la lista de cosas que postergas.
Y tú cómo estás?
Gracias por leerme, trataré de escribir, aunque poca gente lee en la actualidad.
Fin




No hay comentarios:

Publicar un comentario