25.4.19

Viviendo ligero...

Hola, tanto tiempo sin escribir, verdad?
Ayer estuve limpiando mi closet, y no es que tenga miles de zapatos, carteras y ropa, no, lo que tenía era un tremendo desorden. Mientras estaba ahí recordando mi paso por una tienda retail, recordé también cuando tuve que irme de mi pequeño país para vivir en otro. Cuando eso sucedió yo tenía no solo un armario lleno de ropa, también tenía cajones llenos de ¨chucherías¨, vaya que eran muchos objetos. Cuando llegó la hora de partir fue doloroso separarme de cosas a las que me había acostumbrado, y para que el desapego fuera un solo dolor, tome las botas que más amaba y las puse en el espacio de ¨cosas para regalar¨.
Hoy mi vida quizás no entra en una maleta, si me pongo a pensar en las cosas de la cocina, tazas y platitos que atesoro, pero de algo sí estoy segura, no me duele desprenderme de nada.
Los objetos te traen recuerdos, pero también pesan, ocupan espacio. El amor de quién te lo dió lo llevas adentro.
Dejaré este post aquí porque tengo diez por ciento de batería.
Gracias por leer...me gustaría tanto tener un podcast :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario