18.7.17

Julio...

Aqui casual dejando un post para seguir alimentando mi blog, el pobre creo que un día morirá de desnutrición.
Qué ha pasado en mi vida? Pues no mucho, cumplí ya 43, sí, no te asustes, es una edad importante que debo decir que me agarro con fuerza, normalmente no me aterra cumplir años pero debo confesar que esta vez sí los sentí.
No quiero perder la costumbre de enumerar lo que he aprendido llegando al piso 43, y enumeraré solo 5 para no aburrir a nadie:
1. Disfrutar del silencio
Hoy más que nunca lo aprecio tanto, esos minutos perdida solo en un mar de pensamientos que al fin están llenos de muchos sueños, porque créanme, a pesar de ya no ser una adolescente, a veces también sueño que conozco a mi actor favorito jajaja.
2. Comer lentamente 
Así es, desde que vi en netflix "samurai Gourmet" entendí que cuando nos sentamos con un exquisito cake de chocolate muchas veces jodemos la experiencia pensando cuántas calorías tiene o simplemente tenemos los ojos pegados al móvil/ celular y ni nos damos cuenta de la fiesta que se está dando en nuestra boca.
3. Soltar
Y cuando hablo de soltar es soltar todo, dejar ir hasta amistades que muchas veces ocupan espacio, igual que esa blusa talla 2 que jamás volverá a quedarme y no la dejo ir solo por pena o por idealismo mágico pendejo.
4. Ser más egoísta
Al contrario de lo que muchos piensan, la palabra egoísmo no es del todo mala, más bien el exceso de ella si, pero cuando se trata de retirar los problemas ajenos para mantenernos felices preocupándonos solo por los nuestros o los que realmente podemos solucionar, algo cambia para mejor. Este es mi consejo para aquellos que tienen vocación de salvadores del mundo (yo pertenecí a ese grupo por años) 
5. La más difícil de las cosas que se aprenden llegando hasta este piso es DEBO EJERCITARME! Si, debo hacerlo, ya esta máquina llamada cuerpo necesita ejercicio, antes se reponía muy rápido de una noche de fiesta o una subida de escalones con 8 fundas de supermercado. Mueva el bote!
Y bueno eso es todo en cuanto a la celebración de un año más de vida para mí.
Ahora en cuanto a mi vida creativa, he estado dibujando y probando materiales, me encantaría tener más dinero para comprarme todos las lápices del mundo, pero por ahora me contento y sigo aflojando la mano.
Aquí algunos dibujitos y unos búhos que hice en arcilla polimerica para mi hermana menor
Gracias por leer 🙂





No hay comentarios:

Publicar un comentario