6.11.19

Por qué un blog?


He llegado a casa después de hacer varias diligencias, llegue con un poco de dolor de cabeza porque el clima esta terrible (un sol asesino), esta es la parte que nunca me ha gustado de vivir en una ciudad como Guayaquil. En este momento el sonido de la lavadora me indica que ha terminado su trabajo, y es que con sol, ¿cuál  sería  tu mejor plan? Lavar sin duda. 
Cuando decidí abrir este blog, lo hice porque había descubierto recién la magia de blogger, después de salir corriendo de otra plataforma llamada hi5, ¿ la recuerdan? Era lo mas cercano a Facebook, pero con la llegada de este, se perdió en las turbulentas y profundas aguas del internet. 
En el 2009 cree Petite Caotica como marca de bisutería artesanal, para después meter las manos a la masa con la arcilla polimerica, desde ahí mi marca se convirtió en un alias que hasta hoy me acompaña, aunque a veces he querido cambiarme el nombre ante lo negativo del caos, pero regreso y recuerdo porque me bauticé así. La finalidad de escribir semana a semana, fue sin duda hacer conocer mi trabajo más allá de mi país. Ya metida en la corriente handmade que se había estrenado hace poco, trate de que extraños, pudieran darle una mirada mas profunda a la persona que existía detrás de barras de colores.
Fue una época maravillosas, intercambiando conocimientos, aprendiendo y haciendo amigos, unos desaparecieron y otros se mantuvieron firmes a pesar de los cambios que se venían con la corriente de Facebook la cual fue creada muchos años antes, una plataforma útil pero a la que todos le entregaríamos nuestra alma.
Como en cajas cuando hay mudanza, muchos pasamos nuestras posesiones intangibles hasta la red social, como arañitas tejimos nuestra vida paralela de autónomos / emprendedores, hicimos mas amigos y ahora si teníamos a nuestra tía, abuelita y hermana viendo las publicaciones de nuestras creaciones.
Atrás quedaba nuestra casa grande, nuestro espacio más íntimo, uno que monetizaba con clicks y con anuncios, donde también existía un espacio para seguidores y comentarios, ¨los comentarios alimentan mi blog¨ decía una graciosa ilustración que muchos compartimos y dimos un espacio.
No imaginábamos ni remotamente que más traería la marea, solo nos manteníamos respirando.
¿Te gusta que te sigan? Pues si; ¿te gusta que te comenten? Pues sí; ¿Te gusta tomar fotos? Me encanta!.
Y así descubrí Twitter, hasta aquí era como si el banco me hubiese otorgado varias tarjetas de crédito pero sin garante ni mayores exigencias. Por ahí  me guiñaba el ojo Flickr para crear un álbum perpetuo de fotos que hasta hoy puedo visitar ,pero que cuando le dices a tu sobrino que existe, el no sabe de que estas hablando. Y así pasaba la vida hasta que...llegó Instagram.
Instagram es una red social a la que dedicare un post entero, porque  cómo  puedes hablar de los jinetes del Apocalipsis sin darles un espacio total y único xD.
¿Por qué  un blog? Hace casi once años, porque era útil para mi trabajo y para mi vida personal. ¿Por qué  sigo escribiendo en un blog? Porque me da la gana y me gusta hacerle compañía a quienes aterricen por aquí.
Gracias por leer.

5.11.19

Quitapenas



Hace unos días confeccione una pequeña muñeca gracias a un video de mandarinas de tela, no conocía la historia de las muñecas ¨quitapenas¨ Guatemaltecas, leer sobre ellas me apretó un poco el corazón, últimamente han sido tiempos turbulentos para Latinoamérica.
La noche en que nació mi ¨peque penitas¨ nombre con el que la bauticé, dormí muy bien, asumo me recordó mi infancia, el lugar seguro donde me refugio cuando siento que el mundo se me pone patas arriba.
Cuántas penas albergamos en nuestros corazones, esas que no contamos a nadie, pero que ante este pedacito de tela que se convierte en nuestra confidente y terapeuta, lo soltamos todo, liberándonos un poco de la carga emocional que llevamos en nuestra rutina de adultos.
Y mientras termino esta entrada, termino mi sanduche de jamón. 
Canción para quitar penas: ¨ Hasta la raíz¨ de la maravillosa Natalia Lafourcade. 
Película para pasar el tiempo sin hacer mayores reflexiones: La ultima de Terminator (Es una pena que la actuación de Diego sea tan corta)
Hasta la próxima entrada ardillas.

19.10.19

Octubre




Hoy es sábado, el sol está asesino. Últimamente me he encontrado con amigos, los he saludado de cerca y de lejos. Me hace muy feliz verlos felices, aunque esa es mi percepción, espero no equivocarme.
Hace unos días concluyó el paro, durante esos días me fue imposible dibujar, en medio de tanta imágenes violentas y que causaban impotencia, es un poco difícil crear cosas bonitas.
Ahora he tratado de seguir con el inktober, no sé si lo termine a tiempo o me extienda. Los dibujos me van saliendo simples sin mayor expectativa de perfección, eso lo hace más relajante.
Por otro lado he revisado mi carpeta de mails antiguos, los cuales me trajeron recuerdos de todo tipo, pero sobre todo, de recuerdos donde yo disfrutaba más lo que hago, y No es que no disfrute actualmente, pero he decidido retomar la forma antigua de cómo yo hacía las cosas antes, para así ver más divertido el trabajo con las redes sociales.
Y bueno, todos estos pensamientos, mezclados con cosas personales que suceden sin planear, me han tenido con un bolígrafo en la mano y una libreta donde anotó cosas por hacer.
Pronto me subiré a un avión nuevamente, pretendo comenzar un proyecto que le ha dado vueltas a mi cabeza mucho, espero no comenzarlo y que termine en una papelera esperando unas manos salvadoras.
Y tú cómo has estado?
Gracias si llegaste aquí, si leíste, si algo toco tu vida de alguna forma. Puedes dejar un comentario aquí o Instagram, lo leeré igual.
Lindo y tranquilo fin de semana para todos.

17.10.19



El proceso y el objeto terminado


Estoy haciendo el inktober, un inktober con poca tinta, no soy muy diestra para la tinta la verdad. Esta noche tengo sentimientos encontrados, por un lado siento paz y por otro angustia, todo esto en mi corazón mientras lo recuerdo diciéndome : te sostengo con un salmo, el número 23. 
Y qué hago yo cuando pienso que el camino está hecho de energía. 
Gracias por visitar mi blog.



20.8.19

La magia de lo artesanal



Durante muchos años la palabra “handmade” ha acompañado mi vida, una vida llena de papeles de todo tipo, pintura, tijeras, y muchas cosas más; hace más de un año decidí incluir en mi mesa lápices de colores y marcadores, mientras me lanzaba  hacia el mundo del dibujo (yo aún no me considero ilustradora), y así últimamente estoy mezclándolo todo en una gran licuadora creativa.
Van quedando atrás pero no tan lejos como quisiera, las inseguridades que el ambiente artístico crea, esas de no saber si lo qué haces agradará o si vale la pena seguir dando combo al asunto.
Yo no tengo ninguna fórmula mágica, aunque siempre he bromeado con la frase “yo tengo el secreto del tesoro de Atahualpa” pero no, no lo tengo, solo tengo ganas de hacer cosas que inspiren ternura, que toquen de alguna manera el corazón de otras personas. Recuerdo haber conversado con una amiga ilustradora y haberle dicho que cuando veo mis miniaturas en fotos antiguas, me inunda el pensamiento de que no trasmitían nada, porque muchas personas no entendían de qué  iba mi mundo diminuto, la verdad es que analizando el tema he llegado a la conclusión de que estaba equivocada diciéndome eso a mi misma; mis creaciones, ya sean dibujadas o moldeadas si llevan un mensaje, uno muy importante para mí, y si el que  se las lleva a casa entendió de qué va, entonces mi objetivo en la vida ha sido cumplido llenándome de satisfacción.
No hay que darle tanta cabeza a las cosas, solo fluir. Si tenemos la dicha de poder crear libremente sin exigencias de perfección , entonces seamos algo lúdicos y disfrutemos nuestro trabajo.
Recuerde siempre: “A todas las personas no les gustan los duraznos, y eso no importa, al final tendremos más duraznos para quienes si los disfrutan” 
Gracias por leer.


15.8.19

Estreches de corazón

by petite caotica

hola, quiero pensar que sigo en el año 2010 y que instagram no existe...
En aquel año escribíamos sin pensar en seguidores, nuestras bitácoras se alimentaban de comentarios, eso era suficiente combustible para nuestras mentes creativas.
Hoy, año 2019, todo se basa en números, en corazones estrechos que muchas veces fingen para obtener un corazón de vuelta.
Las redes sociales han llegado a provocarme agobio, soy de otra generación, la del cassette y toca discos. Muchas veces pienso en Miley Cyrus y cómo un  día archivo fotos en su cuenta, seguramente se canso de la etapa que vivía, pero que difícil es hacer a un lado lo que quieres olvidar, cuando facebook te recuerda todos los días publicaciones antiguas.
Yo lo único que quiero es salir,dibujar mientras la gente se mueve en la calle, la gente real, no las imágenes estáticas de pinterest.
Te invito que salgas con tu  croquera-sketchbook favorito, y lo llenes de manchas, errores, ideas, siluetas. Regresa a casa con los cachetes rojos por el sol, pero con la satisfacción de que tu mano se movió muy rápido llevada por el sonido de la jungla de asfalto.
Qué tengas desde ya un suelto fin de semana.
gracias por leer.

28.6.19

Viernes sin programa


Hoy ha sido un día lento, como regueton lento jajaja, naaa, aburrido más bien, hace tanto que los viernes dejaron de ser como antes.
Cuando estudiaba en la facultad de leyes solo podía pensar en el viernes para tener dos días sin correr de un lugar a otro, y no precisamente porque tuviera una agitada vida social, sino porque tenía un trabajo en horario rotativo, donde mis fines de semana hubiesen sido un infierno, pero eran maravillosos ya que contaba con un grupo de compañeros de trabajo que todos los días parecían estar de fiesta. Nuestro lugar de trabajo era el sitio feliz donde queríamos hacer horas extras, dónde trabaja? Pues en un cine, díganme si eso no es lo más divertido que puede pasarle a uno en la vida.
Los días y noches eran de arduo trabajo, pero nos reíamos tanto, y a la vez hacíamos bilis con clientes  a los que queríamos desaparecer, sin embargo creo todo lo valía, esa experiencia fue maravillosa, aún dibuja una sonrisa en mi rostro recordar todo lo que implicaba amanecerse entre escobillones y palomitas de maíz. Me quedaría eternamente contándoles las miles de anécdotas que viví en casi cuatro años, donde perdí la vocación de abogado y me enamoré del servicio al cliente, tanto que hoy tengo mi propio emprendimiento artístico por decirlo de alguna forma; yo lo llamo ser artista, otros lo llaman ser hippie.
Y así va acabándose este día, qué pasa como un día común, donde lo que más me alegra actualmente es que los fines de semana siempre tienen otra energía, una más tranquila cuando salgo por la mañana a buscar pan.
Gracias por leer.