17.6.16

Consejos a 35.000 pies de altura

El reloj marca exactamente la 1:56 am, no puedo dormir, tengo exactamente 15 dias luchando contra una gripe, estoy en la etapa tos y que horrible es.
Cuando tome el avión para Guayaquil sentí demasiado calor dentro de la cabina, tanto que abrí los ductos de aire acondicionado, esos que están justo sobre su cabeza, muy cerca de la mascarilla de emergencia. Olvide lo aprendido mientras era tripulante de cabina:  una aeronave es hogar de miles de virus y bacterias, pum! En cuanto me baje del avión sentí que me dolía la garganta, ya era muy tarde, me contagié de alguna cosa que hasta hoy tiene a mis defensas en batalla continúa, pero va cediendo lentamente. Así que trate de llevar un abanico, y trate con todo su ser de no abrir  el aire acondicionado, menos aún si esta sobre su rostro.
Mientras escribo esto, una hormiga corre como loca sobre la pantalla de mi ipad, espero poder dormir algo, espero...

1 comentario: